top of page

Oportunidades para el desarrollo

JPR.jpg

Juan Pablo Ramaciotti

Director Ejecutivo

Centro de Políticas Migratorias

Benjamín García

Director Ejecutivo

Espacio Público

La Segunda, 13 de diciembre de 2023

Hoy el país tiene la oportunidad de responder a la migración de manera integral. No sólo se debe poner el foco en el cuidado de las fronteras y las deportaciones, sino que también en el potenciamiento del desarrollo económico y la promoción de la integración de la gran mayoría de los extranjeros que vienen a aportar con su trabajo.

Los resultados de la reciente encuesta ‘Chilenos y Chilenas Hoy’ de Espacio Público e Ipsos dejan entrever que la ciudadanía, más que tener una posición contraria a la migración en sí, manifiesta una legítima preocupación por los eventuales efectos negativos en su vida diaria (en empleo, salud, seguridad, etc.), frente a lo que el Estado no ha respondido adecuadamente.


Buscando dar respuesta a esa inquietud, la semana pasada se presentaron los resultados preliminares de un estudio del Centro de Políticas Migratorias y Espacio Público, que identifica aportes y oportunidades de la migración al desarrollo económico y plantea propuestas para potenciarlos. Entre otras oportunidades, la población migrante presenta una mayor proporción de personas en edad de trabajar, mayores tasas de ocupación laboral y mayores niveles de educación que los chilenos. Asimismo, la población migrante aporta al fisco, vía impuestos, más recursos de los que el Estado destina a personas extranjeras. Otros estudios identifican que la población migrante aporta un creciente porcentaje del crecimiento del PIB y que se ha acelerado la creación de empresas por extranjeros.

Sin embargo, hay desafíos que abordar para potenciar estratégicamente ese aporte, con miras a aumentar el crecimiento económico. Así, debemos reducir la informalidad laboral de los trabajadores migrantes, aprovechar su capital humano y conectar las oportunidades que representa la migración con las necesidades de sectores productivos estratégicos o con déficit en mano de obra.

Para esto presentamos propuestas de política pública. Entre ellas, planteamos la necesidad de implementar la normativa que moderniza la convalidación y revalidación de títulos obtenidos en el extranjero, y facilitar el acceso a programas de certificación de competencias laborales. Proponemos agilizar la puesta en marcha de la plataforma integrada entre el Servicio Nacional de Migraciones y la Bolsa Nacional de Empleo, anunciada en la Política Nacional de Migración, que permitirá postular a una visa y a una oferta de empleo. Sugerimos impulsar la regularización migratoria de quienes finalizaron el empadronamiento biométrico y no tienen antecedentes penales, siempre que acrediten arraigo familiar o económico en Chile. También recomendamos eliminar o flexibilizar los límites a trabajadores extranjeros por empresa, estableciendo un sistema que fije una cantidad anual de visados a otorgar por sectores productivos, según las necesidades del mercado local.

Hoy el país tiene la oportunidad de responder a la migración de manera integral. No sólo se debe poner el foco en el cuidado de las fronteras y las deportaciones, sino que también en el potenciamiento del desarrollo económico y la promoción de la integración de la gran mayoría de los extranjeros que vienen a aportar con su trabajo.

bottom of page